Caminata a la Casona de Pitter

Un breve relato de Roberto Esquivel Sánchez


El azul del cielo brilla por su ausencia, los vientos caribeños de este a oeste trasladan los bancos de nubes por doquier, estos indicadores climáticos nos dan la interrogante:

¿Será un día lluvioso? ó ¿Será un día soleado?

Al ser las nueve del sábado 30 de junio del 2012;  inicia la caminata  recreativa ALDELECR en “Juan Viñas” desde el Restaurante El Clon con destino hacia el norte a lugares muy pintorescos como los recuerdos y el desecho;  mientras transcurrimos entre la nubosidad el astro rey  hace gala. Dios nos premia con un día oscuro pero maravilloso de alta temperatura los caminantes devorando camino nuestras frentes se inundan de sudor por  caminos de lastre, zona de  topografía llana y empinada entre la brisa quemante de repente se escucho una voz que decía: ¡extraño los ascensores¡ y respondieron muy sonrientes.

Entre siembras de  caña y café bajando por camino de tierra entre un  tramo largo de bosque primario y al otro costado las  parcelas de pequeños agricultores en  el pueblito “La Esmeralda” se percibe  el rico aroma de la naturaleza, a nuestras vistas se ven las puntas superiores de las inmensas coniferas, árboles de araucaria anunciando que estamos cerca de la Casona impresionante por su estructura construida de madera, se dice que hace casi dos siglos, en el parqueadero de carretas con su piso de piedra forjada por canteros lugar perfecto para la merendada.

Continuamos hasta el sector El Sitio, buscando el retorno por la Zona  Polacos, Vietman, Los Barrios San Martín, y  Buenos Aires ya de regreso todo el grupo con éxito  en el Restaurante  tertuliamos y disfrutamos de los exquisitos Asados y las refrescantes malteadas.

Un comentario sobre “Caminata a la Casona de Pitter”

  1. Amigos caminantes para todos un fuerte abrazo, Toto como siempre una interesante caminata, con valor historico, y ecologico, nos falto, comer caña, pero todo estuvo genial, arboles impresionantes y vistas atrayentes, nada mas que pedir, y por su puesto una rica comida en el clon, para reponer las calorias perdidas, con una exelente compañia nada mas que pedir, solo esperar la proxima….muchas gracias por tan bella experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *