Un accidente o un consejo de vida !!!! (por Tomás Siles)

Hola amigos: Saliéndonos por un momento del apasionante mundo del fútbol, quiero compartir con ustedes algunos pensamientos sobre una noticia lamentable, que debe ser tomada con seriedad, para tratar de disminuir el riesgo de que los beneficios que normalmente obtenemos con  la caminata, el senderismo o el montañismo,  se conviertan en una experiencia desagradable.

Según una noticia publicada en días pasados en La Nación, cuyo el link es: http://www.nacion.com/2010-06-29/Sucesos/NotasSecundarias/Sucesos2427681.aspx

Un turista norteamericano, de 52 años se desvaneció y luego falleció cuando realizaba el ascenso a la laguna del Cerro Chato. Estaba a 20 metros de llegar a la laguna. La causa pudo ser una falla cardiaca… Pueden ver más detalles con el link.

Esto es para meditar (como me dice Oscar Moya, “coger para nuestro saco”).

Recordemos que aldele realizó esa misma caminata hace apenas un mes y medio. Una vez que la hicimos, mi percepción fue que tenía un alto grado de dificultad, por factores como el fuerte ascenso en una corta distancia y sobre todo la topografía y el clima. En esa oportunidad algunas personas resintieron fuertemente la ruta…

Esta mala noticia es una alerta para todos. Por un lado, para los operadores turísticos que administran lugares donde se permitan realizar caminatas con cierto grado de riesgo. Por  otro, para los que nos gusta organizar y compartir en ese tipo de actividades, de manera voluntaria y sin fines de lucro. Finalmente, los que nos acompañan  en las rutas que planeamos. Evidentemente en ALDELE hacemos un análisis previo de las rutas, y en la logística de la organización, se consideran elementos como distancia, topografía, clima, seguridad en la zona, posibilidad de comunicación mediante radios,  etc. También elaboramos algunas recomendaciones sobre qué llevar (el agua, la merienda, el poncho, etc.). Todo con la mejor intención de que las cosas salgan de la mejor manera posible.  Pero no podemos obviar la gran responsabilidad individual de todos y cada uno de quienes participamos en la actividad, pues somos, finalmente, los que “estamos en esos zapatos”, los que conocemos nuestro organismo, nuestro estado físico y su tolerancia al esfuerzo.

Es oportuno recordar algunas recomendaciones de siempre: 1- Salir dispuestos a disfrutar la caminata (eso implica dimensionar la actividad como una experiencia que si bien requiere esfuerzo físico, debe disfrutarse, no sufrirse). 2- no caminar en solitario.          3- cargar  agua, alimentación liviana, medicamentos particulares. 4- conocer y respetar su ritmo de caminata. 5- saber cuándo parar. 6- saber reconocer cuándo devolverse (no es lo mismo que “tirar la toalla”.) 7- tratar de comunicar a algún miembro del grupo cualquier decisión importante con respecto al plan original.

Para conocer su ritmo y saber cuándo detenerse, vale recordar, aquella regla que siempre debe ser tenida en cuenta: Uno es el primero que debe reconocer su ritmo de caminata y el momento de detenerse, escuchando sus pulsaciones. Para esto existen varias fórmulas. La más fácil de recordar es: 220 pulsaciones menos su edad en años.

Ejemplo: 220 menos 50 años, es igual a 170. Una persona de 50 años debería mantenerse en actividad por debajo de 170 pulsaciones por minuto. Esa es la franja segura para ese individuo. 170 pulsaciones serán su máximo en ese ejemplo. Al llegar a ese punto debería detenerse y recuperarse unos tres minutos antes de retomar la marcha. Por supuesto que existen otros indicadores de agotamiento que deben escucharse (zumbido intermitente en los oídos, mareos, falta de coordinación motriz, mental, etc).

Cada quien conoce su organismo mejor que los demás. Hay que aprender a escucharlo y atenderlo. Las pulsaciones cardiacas pueden ser tomadas por otra persona, pero lo ideal es que cada quien aprenda a hacerlo. Es Fácil: El parámetro es un minuto. Por lo tanto, teniendo a la vista un reloj, uno debe colocar la parte distal (la yema) de los dedos índices y corazón, en cualquiera de estos dos puntos: la parte posterior de la muñeca sobre la arteria radial o en el cuello sobre la arteria carótida. Para más claridad, esta ilustración que encontré en internet:

Como y donde tomarse las pulsaciones

Tenemos básicamente dos sitios, uno en el cuello “pulso carotídeo” y otra en la muñeca “pulso radial”. Realmente se puede tomar en cualquier sitio donde una arteria pueda ser presionada sobre un hueso o un músculo. En el deporte se usan estas dos formas por su sencillez y su facilidad de palpación. Las pulsaciones en el cuello son mucho más fáciles de notar ya que la arteria es más grande, menos en casos médicos normalmente es la mejor zona para que los deportistas controlen su frecuencia cardiaca.

Tomarse el pulso en el cuello en la carótida

Las carótidas son arterias que van por los dos lados del cuello, por lo que con dos dedos el índice y el medio presionas ligeramente en uno de los lados del cuello hasta notar las pulsaciones. Lo normal para un diestro es usar los dedos de la mano derecha y tomarse las pulsaciones en el lado izquierdo del cuello. Como puedes ver en la foto.

Tomarse el pulso en la muñeca o en la arterial radial

Con los dedos índices y medio (no el pulgar) presionas ligeramente en la muñeca casi en el inicio de la mano cerca del dedo pulgar hasta notar las pulsaciones. La zona es inmediatamente arriba de la base del pulgar. Al ser la arteria más pequeña que la que pasa por el cuello es más difícil contar las pulsaciones.

Cuanto tiempo tengo que contar las pulsaciones?

El tiempo exacto es un minuto, ya que las pulsaciones se miden en minutos. Cuando no tenemos prisa lo normal es un minuto o tomarte las pulsaciones en treinta (30) segundos y luego multiplicar por dos para conocer las que tienes en un minuto.

Cuando se está haciendo deporte y se quiere conocer las pulsaciones durante o después de un ejercicio, ya que están bajan cuando paras, lo normal es tomarse las pulsaciones en quince (15) segundos y luego multiplicarlo por cuatro.

Para ya deportistas en los que las pulsaciones bajan a una velocidad alucinante, suelen tomarse las pulsaciones en seis segundos y luego multiplicarlo por diez. Poner un cero a la cifra.

Errores en las tomas de pulsaciones según el tiempo

Si nos tomamos las pulsaciones en un minuto el margen de error en ese minuto es de cero.

Si nos tomamos las pulsaciones en treinta segundos el margen de error es desde +1 hasta -1.

Si nos tomamos las pulsaciones en quince segundos el margen es desde +4 a -4.

Y para terminar en el caso de hacerlo en seis segundos el margen es desde -9 hasta 9.

Para terminar, este accidente nos deja una enseñanza: Debemos disponernos a disfrutar de esta actividad, asumiendo racionalmente los riesgos que implica, esta o cualquier otra actividad física de cierto grado importante. Debemos apoyarnos en el grupo, pero entender que en primer lugar  está en nosotros  saber leer y comunicar a tiempo cualquier síntoma peligroso. Entre más compartamos información, mejor podremos enfrentar cualquier evento perjudicial. Gracias a Oscar Moya por trasladarme esta noticia y por su interés de que la compartiéramos con todos ustedes. De igual manera esperamos el aporte de todos, en este y otros temas de interés para el grupo. Los invitamos a continuar alegrándonos con su compañía en las actividades de aldele. Y por supuesto a participar en el blog…Un abrazo para todos. Nos vemos en la próxima…

Tomás Siles

6 comentarios sobre “Un accidente o un consejo de vida !!!! (por Tomás Siles)”

  1. Saludos estimado amigo Tomas y a todos los de la familia Aldele. Muchas gracias Tómas por tan excelente nota. Quiero aprovechar para dar mi aporte y es con la forma de tomarse las pulsaciones, considero que es un tanto dificil la mulitiplicacion por 4 en caso de tomarse las pulsaciones en 15 segundos o por 6 en caso de tomar 10 segundos. Les quiero proponer otro tiempo: 12 segundos y multiplicarlo por 5; el truco es la multiplicacion por 5 se hace asi: primero multiplica por 10 y al resultado le saca la mitad, entonces si la cuenta de 12 segundos me da 17, lo multiplico por 10 me da 170 y la mital de 170 es 85. Otro ejemplo 28 pulsaciones, * 10 = 280, /2 = 140.
    Lo ideal es la romendación de Jefferson comprarse un motinor cardiaco. Bendiciones y nos vemos en la cima.

  2. El ejemplo y el consejo de Tomàs Siles son muy importantes para todas las personas que hacen algùn tipo de ejercicio, y para nosotros que practicamos la caminata. En mi caso hace aproximadamente dos años y por recomendaciòn de un caminante chileno,que al igual que muchos de nosotros peinaba canas, utilizo un pulsòmetro Polar que no solo me indica el ritmo cardiaco, sino tambièn cùando debo parar y hasta dònde puedo llegar, y me ha sido tan efectivo que se ha convertido en mi “Dr” cada vez que hago una caminata. Es por esto que, sin ànimo de hacerle propaganda a la marca, les recomiendo hacer una inversiòn en un pulsòmetro para que no vaya a suceder un caso similar y escuchemos màs a nuestro corazòn.

  3. Don Tomás muchas gracias, la verdad todos ponemos nuestro esfuerzo y empeño en terminar las caminatas pero a veces olvidamos que lo ideal es llegar bien y no, literalmente morir en el intento y descuidamos estos pequeños detalles. Cada quien es responsable de su propia salud y cada uno de nosotros debemos conocer cuando decir hasta aquí. Excelente información!!!

  4. Muchas Gracias Tomas por la informacion la verdad es que son muchos factores que se deben tomar en cuenta, yo tambien estuve con ustedes en Cerro Chato, y si bien es una caminata inolvidable si requiere cierto esfuerzo, en mi caso trate de esforzarme un poquito mas por la lecsion de mi rodilla, pero la verdad es que todo debemos hacer conciencia de que es nuestra salud la que ponemos es riesgo, en una ocasion en una caminata en Magallanes de San RAMON una muchacha se sentia tan mal y empezo a descomponerse a vomitar, parece que se le bajo la presion, y bueno luego de un rato se recupero el grupo con el que ella venia le hicieron tanta presion para que continuara que intento seguir pero llego un momento en que definitivamente no pudo mas, por que creo que es otro de los detalles que debemos aprender manejar tanto el no dejarnos presionar como no presionar a los demas compañeros cada quien conoce su ritmo y sabe hasta domde es capaz de llegar. Gracias y saludos amigos de aldele.

  5. Gracias por ese importante consejo, sobre todo para aquellos que sobrepasamos los 15 y nos gusta realizar caminatas, hay que cuidarse porque los repuestos para estos modelos no son fáciles de conseguir, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *